Terapia intradérmica facial

Prevención del envejecimiento cutáneo facial y de sus manifestaciones más características: arrugas, manchas, flaccidez, etc...

Revitalización global del cutis.

Tratamiento de algunas enfermedades cutáneas, como el acné, los papilomas (verrugas) o los xantelasmas (pequeños depósitos de colesterol en la piel de los párpados).

Método

Consiste en la introducción de ciertos productos o medicamentos, muy superficialmente por debajo de la piel, en las propias lesiones y/o su periferia, en las que se conocen como líneas de tensión, o simplemente de la forma más dispersa posible por toda la cara y el cuello.

Se introducen productos de carácter rehidratante, como el ácido hialurónico; de carácter nutritivo y revitalizante, como las vitaminas, minerales, ADN, extractos placentarios o embrionarios, etc.; de carácter estimulante, como el ácido retinoico, ácido glicólico, glutátion, etc.; de carácter reestructurante, como los aminoácidos, etc.; o simplemente ciertos fármacos específicos para el proceso que se trate: antibióticos, antivíricos, o lipolíticos. Sólos o en combinaciones de reconocida eficacia.

La introducción se realiza mediante diferentes procedimientos de vehiculización.

El protocolo es específico para cada proceso o problema tratado, pero de forma general es habitual que se realicen varias sesiones, una por semana.

En procesos crónicos, como lo sería el propio envejecimiento cutáneo, se recomiendan sesiones de mantenimiento, cada cinco o seis meses.

Se puede combinar con otros tratamientos locales (peelings, electroestimulación, etc.) y/o generales.

Inconvenientes

En el caso de la mesoterapia, aparte de la molestia del propio pinchazo, en función del tipo de piel, puede aparecer algún hematoma o rojez, totalmente pasajeros, y en cualquier caso ocultables con maquillaje desde el primer momento.

Puede darse la circunstancia de una alergia o sensibilidad a alguno de los medicamentos inyectados; suele ser de escasa relevancia, con manifestación puramente local (rojez, picor, etc.). Este medicamento será identificado y no utilizado en las siguientes sesiones.

Debe contemplarse la posibilidad de una reacción alérgica.

Observaciones

Tratamiento simple y poco costoso, en el que se utilizan productos muy seguros y en dosis mínimas; ocupa un lugar destacado en el arsenal de las terapias preventivas del envejecimiento facial. Asociado a otros tratamientos permite combatir algunas manifestaciones menores del envejecimiento cutáneo.

Duración

Aisladamente, de quince a treinta minutos.