Prótesis de Gonión

El implante de la prótesis de Gonión está indicada para aquellos rostros afilados y caras alargadas aportando virilidad y belleza al rostro masculino. Este efecto se consigue introduciendo una prótesis de silicona sólida sobre los ángulos de la mandíbula. Es intervención se realiza bajo anestesia general y la operación suele durar una hora y media.

Técnica

Las incisiones se realizan en la mucosa de la boca sobre la cara externa de la mandíbula a la altura de los premolares, desde aquí se diseña un bolsillo hasta el ángulo mandibular debajo del músculo masetero, en él se introduce la prótesis que posteriormente será fijada con un tornillo de titanio cerrando las incisiones con puntos reabsorbibles.

Tras el implante el paciente puede presentar una inflamación importante pero en un porcentaje mínimo se aprecian hematomas. Al cuarto día suelen presentar un aspecto normal. No es una intervención dolorosa aunque en el primer día el paciente puede presentar dificultades para la masticación.

¿Qué riesgo se asume?

Como en cualquier intervención intrabucal es mayor el riesgo de infección. En algunos casos puede aparecer contractura del músculo masetero aumentando las molestias. Cuando la prótesis no es fijada con un tornillo se puede apreciar el desplazamiento de las mismas y asimetría de los ángulos mandibulares.

Consejos

El paciente debe aplicar frío en la zona y evitar comer alimentos que sea necesario masticar durante las primeras 48 horas. Realizar enjuagues bucales con colutorios antisépticos de manera frecuente.

¿Se pueden retirar las prótesis de Gonión con facilidad?

La prótesis implantada en caso de no ajustarse a los deseos del paciente puede ser fácilmente retirada volviendo al estado inicial sin modificaciones estéticas.