La exfoliación química y la restauración de un cutis sano