Hidrolipoclasia

La hidrolipoclasia está indicada para tratar celulitis difusas, localizadas y obesidad abdominal.

Método

Paso 1

Consiste en introducir, justo por debajo de la superficie cutánea, ciertos productos y medicamentos de reconocida eficacia, para:

• Alterar la permeabilidad de las paredes celulares de los adipocitos, y facilitar la liberación de su contenido graso.

• Mejorar la oxigenación tisular.

• Producir una combustión local de las grasas.

La inyección se realiza con agujas de pequeño calibre y la infiltración resulta prácticamente indolora.

Se utilizan productos y fármacos combinados que en la mayoría de ocasiones, se complementan o potencian sus efectos: suero fisiológico con agua destilada y lipoliticos homeopáticos y reductores de la flacidez cutánea.

Paso 2

A continuación, se realiza una sesión de radiofrecuencia o de ultrasonidos, con una duración de 30 min.

Esto aumenta el efecto de la solución inyectada previamente sin riesgo alguno.

Al principio del tratamiento son necesarias de cuatro a seis sesiones, una cada 15 días. Completado este protocolo inicial, se establecen sesiones de mantenimiento, según el caso. En pacientes con sobrepeso, es necesario asociar un tratamiento dietético. En el caso de la celulitis pura, sin sobrepeso, resulta particularmente beneficioso el recurso a la fitoterapia por vía oral. Asimismo resulta imprescindible un programa de ejercicio físico y tonificación muscular conveniente.

Inconvenientes

Las microinyecciones pueden resultar, ligeramente, desagradables. Pueden aparecer pequeños hematomas, que desaparecen espontáneamente en algunos días.

La intolerancia a alguno de los medicamentos puede producir una reacción alérgica local mínima, que remite en pocos días con el tratamiento adecuado.

Duración

La sesión dura aproximadamente una hora.