Envoltura de algas

Pero, ¿para qué sirven exactamente las envolturas de algas y por qué son perfectas para incluirlas dentro de nuestra seleción de tratamientos corporales? Porque nos encontramos ante un tratamiento de belleza estupendo para tonificar el cuerpo, eliminar la grasa localizada, mejorar el estado de la piel e incluso para aliviar ciertos dolores musculares que pueden afectar a nuestra salud.

Además, si complementas las envolturas con la ingesta de los mejores alimentos para la belleza de la piel podrás gozar de un cuerpo diez en muy poco tiempo.

El nutriente del mar en nuestro cuerpo

Las algas son una fuente indiscutible de vida. En sus muchas variedades, concentran todas las riquezas del mar: vitaminas, proteínas, aminoácidos, oligoelementos, yodo, magnesio, potasio, hierro, selenio, zinc entre otros. Nuestra piel, a través de los poros, absorbe estos concentrados que le proporcionarán innumerables elementos vitales para su salud y su belleza.

Las algas marinas por sus inmensas propiedades terapéuticas son unas de los elementos naturales más beneficiosos para nuestro organismo. Actualmente producen 50 a 70% del oxigeno de nuestro planeta.

Entre sus funciones principales destaca su gran poder de hidratación y la regulación iónica que producen junto al incremento de los intercambios metabólicos celulares. Además, los tratamientos de algoterapia activan todas las defensas naturales del organismo.

Siendo así antibióticas, antitumorales, antioxidantes, antivirales y retrasando el envejecimiento cutáneo. Sus efectos van desde combatir la celulitis hasta la remineralización de la piel. Y es que sus propiedades hacen que tengan características adelgazantes al ayudar a eliminar grasas localizadas, eliminan toxinas y dejan la piel muy suave.

Se pueden beneficiar de sus resultado las pieles átonas, flácidas y edematosas, además son un tratamiento ideal en caso de celulitis u obesidad lozalizada. Su poder antidescongestivo también es destacable, así como sus propiedades desinfectantes. Su alto contenido en yodo, desempeña un papel muy importante en procesos de higiene epidérmica y contribuyen a la restauración de estados morfológicos y metabólicos anormales, tanto epicutáneos como cutáneos.

Tratamiento corporal

En primer lugar hacemos una exfoliación corporal para preparar la piel, limpiamos y se prepara la mezcla con un poco de agua caliente que se aplica en todo o una parte del cuerpo y envolvemos con un film trasparente. Se puede potenciar con aceites esenciales y se deja actuar de 20 a 40 minutos. Las algas pardas ayudan a combatir los inestetismos de la celulitis, siendo las algas naturales y, gracias a sus propiedades, se obtienen resultados visibles desde las primeras aplicaciones.

Estimulan, tonifican y reafirman la piel, confiriéndole una suavidad y elasticidad que perdura con el paso del tiempo. De esta forma, eliminamos todas las toxinas del organismo.