Chaleco de electroestimulación

Entre los beneficios del chaleco de electroestimulación se destaca su acción directa sobre los músculos, ya que debido a los impulsos eléctricos que envía trabajará en su totalidad todas las fibras que conforman el músculo. Lo bueno es que al no tratarse de una gimnasia pasiva totalmente, trabajará mucho más profundamente las fibras, ya que estaremos incidiendo también a su movimiento de manera consciente, pues no hay que olvidar que el trabajo con este tipo de chalecos se realizará mientras realizamos una sesión de entrenamiento de manera habitual con cargas.

Otro punto a tener en cuenta es que ayudará a tonificar los músculos y mantenerlos bien definidos. Además hay que tener en cuenta que tendrá gran importancia la ayuda que nos prestará a la hora de conseguir eliminar líquidos y mejorar la circulación en general, por lo que es un buen aliado en el tratamiento de la celulitis en determinadas zonas del cuerpo. No hay que olvidar que los efectos que buscamos los conseguiremos a más corto tiempo.

Salud

Mejora general de la salud.

Tiempo

Importante ahorro de tiempo.

Estrés

Reducción de estress y ansiedad.

Hipertensión

Reducción de la hipertensión y de patologías asociadas.

Celulitis

Reducción de los niveles de grasa y celulitis.

Espalda

Reducción del dolor de espalda.

Incontinencia

Reducción de incontinencia urinaria.

Piel

Mejora del aspecto de la piel.

Metabolismo

Incremento del metabolismo basal.

Lesiones

Recuperación de lesiones musculares y osteoarticulares.

Post Parto

Recuperación post parto.

Fuerza

Aumento de fuerza, coordinación y velocidad.

Músculos

Aumento de la masa muscular.

Capacidad

Aumento de la capacidad anaeróbica y aeróbica.