Acido Hialuronico

Rejuvenecimiento de la piel de la forma más natural.

Una piel saludable necesita hidratación, no solo aplicando productos hidratantes en la capa más externa, sino también en el resto de los niveles.

El Ácido Hialurónico se adhiere al agua presente en la piel, por lo que tiene un papel importante en la hidratación. La forma y el volumen de la piel dependen en gran medida de los niveles de Ácido Hialurónico, los cuales disminuyen con la edad.

Una manera de tratar las arrugas y las líneas faciales consiste en sustituir el Ácido Hialurónico perdido, con una inyección de relleno de Ácido Hialurónico sintético, para reponer sus niveles e hidratar la piel. Como resultado, el volumen y el tono de la piel aumentan y las líneas o arrugas se reducen.

El Ácido Hialurónico como el que se encuentra de forma natural en la piel, no requiere pruebas de alergia y es apropiado para todas las pieles.

Pueden utilizarse otros tratamientos para las líneas faciales y sus diferencias deben comentarse con su médico.

Indicado para

• Flacidez en el tercio medio e inferior del rostro.

• Arrugas finas en las mejillas.

• Contorno del óvalo facial.

¿Cómo se aplica?

El tratamiento con Ácido Hialurónico puede durar entre 15 y 30 minutos. Puede aplicarse una crema anestésica sobre el área que debe tratarse, por ejemplo, en algunas zonas más sensibles (como alrededor de los labios).

El médico inyecta el Ácido Hialurónico debajo de la superficie de la piel haciendo use de una aguja muy fina para reducir las molestias. El Ácido Hialurónico de mayor concentración se inyecta a una profundidad ligeramente mayor para tratar las líneas más intensas.

Después del tratamiento, puede aparecer una leve hinchazón o enrojecimiento del área, pero estas reacciones desaparecen a las pocas horas.

Resultados

Los resultados del tratamiento no son permanentes, duran entre 6 y 9 meses, tras los cuales debe repetirse el tratamiento para lograr un efecto corrector óptimo.