Eliminación de verrugas y lunares

El tratamiento se lleva a cabo mediante el Láser de CO2.

Es un procedimiento quirúrgico ambulatorio.

Anestesia

Requiere anestesia local.

Forma de actuación

El láser actúa puliendo suavemente las lesiones hasta alcanzar el nivel del resto de la piel, respetando la total integridad de los tejidos que rodean la zona.

Cuidados tras el tratamiento

Aplicar una pomada cicatrizante, 2 ó 3 veces al día, hasta alcanzar la formación de una pequeña costra, que desaparecerá por sí sola al poco tiempo.

Utilizar una crema de protección solar para evitar que la zona tratada se hiperpigmente.

No son necesarios ni el bisturí ni los puntos de sutura, que dejarían una cicatriz estéticamente indeseable.

SESIONES

El tratamiento se lleva a cabo en una sola sesión.

Sólo en algunas ocasiones es necesario un retoque pasados 2 ó 3 meses.